La diferenciación tecnológica de SENER, clave en la construcción - Diciembre 2013 - No.46 /Al día

Planta de gas natural licuado en Bolivia

Vista simulada de la futura planta de GNL en Río Grande.

Vista simulada de la futura planta de GNL en Río Grande.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) ha adjudicado a un consorcio liderado por SENER un contrato para diseñar y construir una planta de gas natural licuado (GNL) en la localidad de Río Grande (Bolivia) que dará suministro a 140.000 viviendas de 25 pueblos cercanos.

El proyecto comprende una planta de GNL que producirá 210 toneladas al día y tendrá una capacidad de almacenamiento adicional de 3.000 m3 (lo que permite suministrar gas por un plazo de seis días solo con el gas almacenado), 32 cisternas, dos regasificadoras móviles, 33 estaciones satélite de regasificación, ubicadas en diferentes localidades del Estado de Bolivia, y una estación de servicio diésel.

Dentro del consorcio, SENER llevará a cabo las actividades de ingeniería, la gestión, compras y construcción del proyecto, la dirección de ejecución y la dirección de la puesta en marcha. Está previsto que la planta entre en operación comercial en el segundo semestre de 2014.

Esta planta refuerza el posicionamiento de SENER en el sector del gas en América Latina, tras lograr el proyecto de la regasificadora de Escobar, en Argentina.

Los objetivos de la planta de Río Grande son: el sistema de licuefacción de la planta debe tener una producción nominal de GNL de 210 toneladas al día, en unas condiciones aproximadas de 2 bar (g), y una temperatura de unos -165ºC (sub-enfriado 3-5 ºC); la planta debe operar en el rango del 30 % al 100 % de la capacidad nominal; igualmente, tiene que operar 8.500 horas al año; por último, tanto la salida del gas natural como la del GNL deberán cumplir las especificaciones de transporte.

Copyright SENER 2016